Construir un frente común: Único camino para el cumplimiento de los Acuerdos de Paz

Comunicado de URNG. Con ocasión del XXI Aniversario de la Firma de los Acuerdos de Paz, que abrieron en 1996 la oportunidad histórica de romper con el pasado colonial de despojo, opresión, explotación, subdesarrollo y terror militar; retomando avances, limitaciones y los grandes retos para la nueva Guatemala que trazan esos acuerdos, la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) MANIFIESTA:

Como lo reafirmamos en el XX Aniversario “…la cuantiosa inversión económica, la extensa institucionalidad creada y las numerosas acciones en nombre de la paz realizadas, no han incidido proporcionalmente en el logro de los objetivos de los Acuerdos de Paz. La pobreza y la desigualdad; el racismo y la marginación contra los Pueblos Indígenas; la falta de espacios reales de participación política ciudadana; y el subdesarrollo general de nuestro país, siguen prevaleciendo”.

En 2016 señalamos que, “…aún con este resultado negativo de cumplimiento, es innegable que los Acuerdos marcaron el inicio de un proceso irreversible, de construcción de una nueva Guatemala, de creciente desarrollo, con justicia social y representativa de los cuatro pueblos. Por ello, y ante la actual crisis política que demuestra que la agenda de la paz tiene vigencia, URNG considera que es necesario un nuevo esfuerzo nacional por reorientar al país hacia una nueva fase de cumplimiento de los Acuerdos, ante lo cual llama a todas las fuerzas nacionales a lograr un nuevo compromiso por la Agenda de la Paz”.

El actual gobierno, lejos de aprovechar la oportunidad de encauzar la crisis y el descontento popular hacia la Agenda de la Paz, se ha plegado a las estructuras de la corrupción e impunidad y a sectores de poder retrógrados, reales causantes del incumplimiento de los Acuerdos. No existe la posibilidad alguna de que por voluntad propia la administración de Morales dé un solo paso en favor del cumplimiento, sino solo lo hará cuando fuerzas nacionales lo obliguen.

Las luchas sociales han crecido; las comunidades campesinas e indígenas a diario dan muestra del ejercicio de sus derechos; es creciente la organización y movilización de mujeres, jóvenes y sectores ciudadanos democráticos en la lucha contra la corrupción e impunidad; se renueva y se crean condiciones para una nueva fase de cumplimiento de los Acuerdos de Paz.

Evidentemente, el mayor reto para una nueva fase, es desplazar a las élites del poder económico dominante y sus operadores en los sucesivos gobiernos que han impuesto sus intereses y la agenda neoliberal a través de la privatización de los bienes y servicios del Estado, y el uso clientelar electorero de las funciones del Estado.

El país merece una alternativa, la cual será posible solo sí unificamos esfuerzos en un frente común que lleve a alcanzar una fuerza social y política con mayor incidencia y decisión, fuera y dentro de las instituciones del Estado que hagan prevalecer el cumplimiento de los Acuerdos de Paz para la construcción de la nación guatemalteca.

¡Por una nueva y mejor Guatemala para todos, URNG presente!

Guatemala, 29 diciembre de 2017

También te podría gustar...

Translate »