La investigación judicial que revela cómo mataron al capo de presidios

Una investigación de la CICIG y del Ministerio Público (MP) reveló hoy cómo operaban dos grupos de poder en la Granja Modelo de Rehabilitación Pavón, liderados por Byron Miguel Lima Oliva y Marvin Montiel Marín, alias el Taquero, quienes por pretender tener el control de este centro penal desencadenaron una pugna entre ambos que terminó con el asesinato de Lima Oliva y otras 13 personas. 

En conferencia de prensa el Comisionado Iván Velásquez Gómez, la Fiscal General, Thelma Aldana, y el viceministro de Gobernación, Ricardo Guzmán, proporcionaron detalles de la investigación y de las siete capturas de ayer, luego de nueve allanamientos realizados en los departamentos de Guatemala y Zacapa.

Antecedentes
El 17 de noviembre de 2015, Marvin Montiel Marín y Byron Lima Oliva fueron trasladados al sector 9 del centro penal Pavón, procedentes de la cárcel de Matamoros. Entre ambos existían ya conflictos personales.

A partir de su llegada a ese centro carcelario, intentaron cada uno por su cuenta, ganar presencia y poder, así como desarrollar actividades lícitas e ilícitas con el fin de obtener beneficios patrimoniales. Por el desarrollo de las actividades ilícitas, por parte de Lima Oliva y  Montiel Marín, incrementaron la tensión entre ambos. 

El 18 de julio de 2016 se produjo un ataque armado en el interior de ese centro penal, ubicado en el municipio de Fraijanes, en el que fallecieron 14 personas y 9 resultaron heridas, entre ellas Lima Oliva.

En la investigación se establecen tres momentos:

-Se determinó una serie de hechos que desencadenaron en la agresión hacia el grupo dirigido por Lima Oliva.

-Derivado de una serie de informes forenses y testigos se reconstruyó la forma del ataque y la estructura que lo cometió, así como los elementos que posibilitaron la acción criminal.  

-Se estableció la forma en que, luego del ataque, la estructura se refugió en uno de los sectores del centro penitenciario y ocultó las armas.  

Estrategia para tener el control
Al llegar a ese centro penal, Lima Oliva y Montiel Marín desplegaron su estrategia: Lima se acercó a los voceros y a las autoridades del Sistema Penitenciario destacadas en el centro carcelario. Cuando Lima logró la aceptación de los voceros y de la población de Pavón se proclamó vocero único, tomando el control fáctico, y estableció  las reglas de seguridad y de control para sus actividades ilícitas. 

Con el control total Lima y su grupo empezaron con los cobros de ingresos de reos, derecho a visitas, ingreso clandestino de enseres y uso de bartolinas. Realizó también venta de licor y cigarros dentro del penal y expropió los negocios que ya estaban establecidos previamente.

Estas normas impuestas por Lima incomodaron a Montiel Marín, quien monopolizó la venta de droga en el interior de la cárcel. Reclutó a buena parte de la competencia, quienes se conviertieron en sus vendedores. Para el desarrollo de las actividades ilícitas, Montiel  Marín compró una carpintería que le servía como fachada para el ingreso de armas, drogas y otros ilícitos. Además organizó su grupo de seguridad.  

Para el ingreso de materiales de la carpintería de Montiel Marín se falsificaron los permisos respectivos, excepto el primero. Junto a los materiales de construcción ingresaron droga, armas y otros elementos prohibidos. Este mecanismo sin control le sirvió a su vez para entrar las armas utilizadas durante el operativo para asesinar a Lima Oliva.

Sin impulsar medidas preventivas
El director y el subdirector  operativo  del Sistema Penitenciario, de ese entonces, Luis Carlos de León Zea y Basilio Hernández Guzmán, no  impulsaron  las  medidas señaladas en los tres informes de la Unidad de Análisis de Información Penitenciaria, en los cuales se mencionaban los  problemas y disputas existentes entre Lima Oliva y Montiel Marín. 

Además se sugería el traslado de ambos a otros centros. Uno de los informes, incluso, señaló que existía riesgo en la vida de Lima Oliva. Por el contrario, cuatro días antes del ataque, el subdirector operativo retira la seguridad a Lima Oliva,  la cual  le  había  asignado  cuando ingresó a Pavón.

La planificación
Para realizar sus actividades ilícitas, Montiel Marín contó con un grupo externo de traficantes de drogas y armas, coordinados por su esposa Sara Elizabeth Cruz Mansilla. Dicho grupo ingresó las armas, municiones y explosivos a Pavón para el atentado contra el Lima Oliva y su grupo, ocultándolas en materiales para la construcción.

Entre sus integrantes de esta estructura externa figuraba María Martha Patricia Castañeda Torres, encargada de ingresar explosivos a dicho centro penal a través de un funcionario de menor rango.

Declaraciones de cuatro testigos revelan que a partir de la escalada de conflictos entre ambos, Montiel Marín comenzó a celebrar reuniones periódicas con su personal de confianza en las que planificó la ejecución que se consumaría el 18 de julio de 2016. Instruyó al sindicado Moisés Cardona como la persona encargada de asesinar a Lima Oliva. Le indicó que debía dispararle a la cabeza debido a que Lima  Oliva utilizaba chaleco antibalas.

En el ataque mueren 14 personas: Lima Oliva y 11 integrantes de su grupo, incluida una visita.  Mientras que del grupo de Montiel Marín fueron dos reos.

Conclusiones del caso
-Entre Marvin Montiel Marín y Byron Miguel Lima Oliva existía un enfrentamiento por obtener el control de la Granja de Rehabilitación Pavón.
-Lima Oliva en su pretensión por controlar el centro penal para su beneficio, impulsó medidas coercitivas en contra de la población reclusa y de los funcionarios del Sistema Penitenciario, lo cual estaba afectando e incomodando los negocios que realizaba Montiel Marín. 
-La escalada de tensiones entre Lima Oliva y Montiel Marín fue aumentando entre los meses de mayo a julio de 2016, lo cual era de conocimiento del director y subdirector operativo del Sistema Penitenciario, de esa fecha -Luis Carlos de León Zea y Basilio Hernández Guzmán-, como lo demostraron los diferentes informes enviados a sus despachos. 
-Teniendo conocimiento dichas autoridades de que existía un grave problema de seguridad a lo interno de Pavón, no impulsaron las acciones necesarias para evitar el atentado.

Las capturas. Por los delitos de asesinato y asociación ilícita:
-María Marta Castañeda Torres.
-Sara Elizabeth Cruz Mancilla.
-Edgar Rolando Contreras Velásquez.
-Héctor Geovani Revolorio Ramos. 
-Lestin Exel Alonzo Lara.
-Luis Carlos De león Zea, director general del Sistema Penitenciario.
-Basilio Hernández Guzmán, subdirector operativo del Sistema Penitenciario.

Serán citados para primera declaración. Por los delitos de asesinato y asociación ilícita (en prisión por otros casos):
-Marvin Montiel Marín.
-Jesús Ariel Morales.
-Maher Moisés Montenegro Cardona. 
-Juan Antonio Castillo Herrrera.
-Melvin Eduardo Enríquez Hernández. 
-José Pablo Barrientos Quiñónez. 
-Ronald Ernesto Raxcacó Reyes. 
-Frederick Onivar Interiano Godoy. 
-Byron Giovanny Ortiz Colindres. 
-Walter Everardo Enríquez Hernández. 

También te podría gustar...

Translate »