Crisis estructural y desesinstitucionalización del Ministerio de Salud Pública

El Partido Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca ante la grave crisis que vive el Ministerio de Salud Pública, a la opinión pública nacional e internacional,

DECLARA:

  1. La actual crisis del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) tiene sus orígenes en la desintegración de los servicios de salud decretada por el gobierno militar de Carlos Arana Osorio en 1970; el ajuste estructural y las políticas privatizadoras neoliberales implementadas desde la década de los 90 del siglo pasado de acuerdo con las instrucciones de las instituciones financieras internacionales.
  1. La falta de cumplimiento por parte del Estado guatemalteco de los compromisos de salud y seguridad social establecidos en los Acuerdos sobre Aspectos Socioeconómicos y Situación Agraria y de Fortalecimiento del Poder Civil en una Sociedad Democrática, ha impedido la realización de la verdadera Reforma del Sector Salud contemplada en los Acuerdos de Paz.
  1. El MSPAS es víctima y objeto de profundización y generalización de la corrupción. En su interior se ejecutan negocios millonarios; se desarrolla el tráfico de influencias y clientelismo político. El mantenimiento de la impunidad no permite tomar ninguna acción correctiva. Cada vez más el presupuesto es insuficiente y se aleja de la meta mínima planteada en los Acuerdos de Paz. En medio de esta situación es imposible realizar las acciones de promoción, prevención, recuperación y rehabilitación necesarias para garantizar la salud de la población.
  1. De esta manera, el gobierno el presidente Otto Pérez Molina viola el derecho humano de la salud al estar incapacitado para atender las demandas de servicios a la población en este campo. Los servicios de emergencia y consulta externa están colapsados por falta de personal, medicamentos y abastecimiento técnico material y se pretende esconder esta lamentable situación con confrontaciones entre el Presidente de la República y el exministro de Salud para lo cual se ofrece el nuevo ministro de Salud.

Con base a lo anterior, URNG exige y plantea:

1º.      La inmediata intervención del Presidente de la República para retomar el cumplimiento de los Acuerdos de Paz en materia de salud y seguridad social.

2º.      El desmantelamiento de las redes de sostén y reproducción de la corrupción en el MSPAS con la intervención de los organismos correspondientes.

3º.      Solicitar el apoyo de la comunidad internacional, los países amigos y las agencias internacionales de salud y seguridad social para intercambiar experiencias y promover las reformas que sean necesarias en función de la salud y bienestar a toda la población.

4º.      La creación del Consejo Nacional de Intervención y Rescate del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social con la participación de actores de la sociedad civil, el movimiento social y popular, los sindicatos del MSPAS, los partidos políticos con representación parlamentaria; los colegios profesionales relacionados con la salud y las instituciones formadoras de recursos humanos en salud con el objeto de discutir y poner en funcionamiento un conjunto de medidas tendientes a recuperar la capacidad institucional para desarrollar las acciones que le corresponden.

 

5º.      Garantizar el ejercicio de los derechos laborales por parte de los trabajadores de la salud como elemento fundamental para alcanzar el pleno funcionamiento institucional y su participación en el diseño e implementación de las medidas necesarias para superar la crisis actual.

COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL

Guatemala, 11 de noviembre de 2014.

 

También te podría gustar...

Translate »